Secciones Skip Navigation Links
Patrimonio Artístico
Datos Hcos. del Santuario en el S.XVII
Interesantes detalles históricos del Santuario de la Virgen. Artículo de M.Ángel Sánchez Gª en el programa oficial de Ntra. Sra. de la Carrasca 2008

ALGUNOS DATOS SOBRE LAS OBRAS REALIZADAS EN LA ERMITA DE

NUESTRA SEÑORA DE LA CARRASCA DURANTE EL SIGLO XVII

Miguel Ángel Sánchez García

Publicado en el programa oficial Ntra. Sra. de la Carrasca 2008

 

            Según la tradición, la Virgen se apareció en una encina pequeña o carrasca, de donde deriva su advocación. Con evidente afán de conceder veracidad histórica a tal tradición, diversos testimonios posteriores refieren que en el lugar exacto donde ocurrió tal suceso se levantó una ermita. Sin embargo, desconocemos la fecha precisa en que se construyó dicha ermita para dar cobijo a la imagen de nuestra Señora. En un breve, pero interesante artículo publicado en, el año 2002 en el programa oficial de festejos o "libro de la virgen", José María Gallego Ruiz señalaba que en los libros de visitas de 1494 y 1498 de la Orden de Santiago ya se menciona la existencia de una ermita dedicada a Santa María de la Carrasca[1]. Se trataba, según comenta el mismo autor, de una ermita de una sola nave, bastante humilde, con la cubierta de madera y las paredes enyesadas. Al parecer, desde fechas tempranas, fue lugar de "mucha devoción" al que concurría "mucha gente" por lo que tuvieron que realizarse algunas obras en el siglo XV1, aunque el recinto sagrado se mantuvo sin apenas cambios: "una nave sobre tres arcos de piedra de cantería" con paredes de mampostería[2].

            Hay constancia de que durante el siglo XVII se llevaron a cabo diversas obras en la ermita. De hecho, la ermita actual es sustancialmente la misma que la que resultó de las obras realizadas en dicho siglo, y sobre las que ofrecemos algunos datos y documentos en las líneas que siguen.

            A finales del siglo XVI, concretamente en 159O, el concejo villahermoseño solicitaba una ampliación de su término a costa de la villa de Alhambr9 y otros pueblos vecinos[3]. Una solicitud que, posiblemente, haya que relacionar con el crecimiento demográfico de nuestro pueblo por entonces, y que será finalmente atendida. Parece que entre las tierras que la villa de Alhambra tuvo que ceder a Villahermosa se encontraban aquellas en las que estaba la ermita de Nuestra Señora de la Carrasca[4]. A mi juicio, la "capilla mayor", tal es la denominación que aparece en los documentos antiguos, se edificó poco después de que la ermita pasase al término de Villahermosa, tras conseguir la ampliación, y no creo que sea un atrevimiento pensar que tal vez su edificación guarde estrecha relación con tal hecho. Por tanto, dicha capilla debió construirse en los primeros años del siglo XVII, pues fue bendecida siendo arzobispo de Toledo, el cardenal Sandoval. Debemos señalar que el episcopado de este prelado, se prolongó desde 1599 hasta 1618 y que en una inscripción del camarín, hoy desaparecida, se refería que la bendición tuvo lugar en 1612, aunque esto no significa que necesariamente en tal año las obras estuviesen ya terminadas.

            En 1632, el presbítero y comisario del Santo Oficio, don Alonso López Ballesteros disponía en su testamento que "se le den a la Virgen de la Carrasca cien reales de limosna y que con ellos se hagan unas vedrieras en las ventanas de la capilla questa villa a hecho en su hermita[5].



[1] Este articulo llevaba por titulo “Nuestra Señora de la Carrasca: esbozo investigador de un santuario mariano".

[2] Remitimos al artículo de Gallego Ruiz, citado en la nota anterior.

[3] Hay constancia de que desde mediados del S. XV algunos vecinos de Villahermosa labraban tierras fuera de la redonda de la villa, en término de Alhambra y Montiel (Cfr. BELLÓN, S.: "Una visita a la Villahermosa de 1494” en El Santuario. La voz de Villahermosa, nº 256, noviembre de 2002, págs 21-23) El autor comenta y transcribe la visita realizada por los representantes de la orden de Santiago a la encomienda de Villahermosa en tal año. En su comentario señala que no se trataba tanto de un conflicto entre Villahermosa, por un lado, y Alhambra y Montiel por otro, cuanto de una disputa entre la Mesa Maestral y el Comendador de Villahermosa por el cobro de los diezmos de unas tierras que trabajaban vecinos de Villahermosa.

[4]  No olvidemos que en 1575, y según consta en las Relaciones Topográficas, mandadas hacer por Felipe II, la ermita estaba en el término de Alhambra; así a la pregunta 51 del interrogatorio, los representantes de la villa de Alhambra respondieron que dentro de la villa había dos ermitas, una dedicada a san Benito y otra a santa Catalina, y fuera de ella había cuatro ermitas: la de san Antón de las Cañadas, la de santa María de las Flores, la de Nuestra Señora la Blanca, en el heredamiento de Ruidera, y la de Nuestra Señora de la Carrasca "que está legua y media desta villa”, (VIÑAS, C. y PAZ, R.: Relaciones histórico-geográfico-estadísticas de los pueblos de España hechas por Iniciativa de Felipe II. Ciudad Real, Madrid, 1971, pág. 44). Debemos recordar aquí lo que señalaba a este respecto don José Jimeno: "El santuario pasó al término de Villahermosa cuando se amplió el término en 1590 a costa de Alhambra y de otros municipios vecinos. Es verosímil que la ampliación a costa de Alhambra esté relacionada con la veneración de la Virgen de la Carrasca: podría pensarse en que hubo en el lugar del santuario una población, hoy desaparecida, cuyos habitantes se trasladaron a Villahermosa, pero que mantuvieron a la Virgen en el lugar de su primitiva morada, y esto les llevaría a luchar por conseguir la anexión del lugar venerado a su nueva residencia pues de otro modo no resulta comprensible que Alhambra se dejase arrebatar la ermita o que ésta no pasase a Carrizosa, cuyo término llega hasta ella" (JIMENO, J: Guía para visitar los santuarios marianos de Castilla La Mancha, págs 165-166, en las que trata sobre el santuario de la Virgen de la Carrasca (Volumen 16 de la serie María en los pueblos de España, Madrid, 1995);

 

[5]Archivo Municipal de Villahermosa. Testamento de Alonso López Ballesteros, fechado el 20 de agosto de 1632. Casi por las mismas fechas, concretamente en 1637, el licenciado Juan Romero Castellanos incluía entre sus mandas testamentarias la siguiente: "yten se digan quatro misas rezadas en el altar y hermita de nra Señora de la Carrasca".

 

(continua en fichero adjunto)

Documentos adjuntos
Hª Santuario S. XVII. M.Ángel Sánchez Gª
Calendario
«August»
MoTuWeThFrSaSu
31123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031123
45678910
Enlaces Enlaces externos
atrás arriba