Secciones Skip Navigation Links
Órgano Barroco
Proceso de restauración y datos históricos
Los Hermanos Desmottes, de origen francés pero residentesen Cuenca han sido los responsables. La policromía corrió a cargo de Caridad Nieto Díaz (de raíces Villahermoseñas) y Ana López Fernández

  

Lamentablemete carecemos de la documentación parroquial a cerca del órgano por  la destrucción del archivo en la persecución religiosa de 1936.  

      Según publica Pilar Molina Chamizo (De la Fortaleza al Templo II, Arquictectura religiosa de la orden de Santiago en CR.,BAM, pag 236-237), sabemos por el archivo de OO.MM de Santiago (AHN. carpeta nº361/4, s.f.) que el 20 de julio de 1747 ya estaba sonando y se le define como "nuevo y a la moda" respecto a otro sencillo realejo situado en el mismo lugar pero en el hueco del muro y del cual se reciclaron maderas para el nuevo como se puede comprobar hoy. El anterior tenía sólo 6 registros y tres fuelles, todo muy deteriorado por lo cual el sacristán organero Antonio Fernández de la Torre, solicitó a los visitadores de la orden la construcción de este nuevo. Más tarde se construiría el de Torre de Juan Abad, en 1763, sabemos que ese año su autor, Gaspar de la Redonda Ceballos natural de Campillo de Altobuey, pasó por Villahermosa para afinar nuestro órgano. ¿Sería también su autor?    

          

 

1. UBICACIÓN:

   Colocado en una hermosa y gran tribuna de madera tallada al lado del coro alto en el lado del Evangelio.

 

 2. IDENTIFICACIÓN:

 2.1 Fecha de Construcción:

      Primera parte del siglo XVIII (año 1.747).

 2.2 Maestro organero:

      Desconocido.

 2.3 Inscripción secreto:

      Ninguna.

 2.4 Reformas:

      Todos los tubos interiores así como gran parte de sus   mecanismos desaparecieron en 1936, durante la persecución religiosa de los años 30 en España.

    

 

HISTORIA Y RESTAURACIÓN DEL ÓRGANO. AGOSTO 2009. Por los HH. Desmottes

           

            Este órgano, de autor desconocido, fue construido durante la primera mitad del siglo XVIII. Como en muchos lugares de Castilla la Mancha, fue destruido durante la persecución religiosa de guerra civil española, quedando el instrumento, desde entonces, totalmente mudo y sin un solo tubo de metal.

  

            Los trabajos de restauración comenzaron en marzo del año 2007,  después de realizar un estudio-presupuesto técnico del estado de conservación del material y de la posible restauración-reconstrucción del órgano.

            El programa de trabajo era muy amplio, ya que aparte de la caja, no quedaba nada más que el secreto principal, dos tablones, algunos árboles de la mecánica de registros y una tecla del teclado original.

            Después de limpiar el secreto, se pudo analizar detalladamente para encontrar la disposición original, la composición del Lleno y de la Címbala y la altura de los pies de la tubería. También se pudieron determinar los diámetros de los tubos, ya que la mayoría de las primeras notas están dibujadas en sus respectivas tapas. Las piezas de sujeciones de los tubos del Flautado de 13 palmos de fachada dieron informaciones de los diámetros de los tubos exteriores, de sus longitudes y de la altura de sus pies.

  

            El secreto se desmontó por completo, quitándole todas las pieles antiguas, ya secas después de más de 250 años, para repasar todas las cancelas con cola caliente. El gran deterioro del secreto, por culpa del agua que recibió de las goteras de la iglesia en éste lugar, se comprobó durante éstos trabajos al despegarse sistemáticamente todas las costillas de la mesa. Después de fijarlas de nuevo, instalado juntas de piel de seguridad, se pudo terminar de montar sellando posteriormente las grietas de la madera de la mesa. Todas las pieles se cambiaron por nuevas de curtido especial, se calibraron todas las correderas para garantizar una perfecta compresión del secreto. Se fabricaron algunas tapas desaparecidas así como todos los panderetes para ajustar perfectamente los tubos de metal.

            Se fabricó nuevo el secretillo del registro de Corneta al haber desaparecido con su soporte y sus conductos de metal.

            Los tablones de conducción de aire de los registros de trompetería exterior y del Flautado de 13 palmos se limpiaron, quitándoles las pieles viejas para repasar todas las minas con cola caliente antes de volver a pegar nuevas pieles.

  

            Los árboles de hierro forjado de la mecánica de registros de la mano izquierda se fabricaron nuevos en copia de los de la mano derecha y se hicieron todos los tiradores y botones torneados, ya que habían desaparecido.

            La reducción del secreto se restauró desmontando todos los molinetes para quitar la holgura de los cojinetes y se hicieron nuevas todas las varillas de madera. Se reconstruyó toda la mecánica de notas del secreto de Contras, así como los  cinco últimos tubos. 

             Se fabricó un teclado nuevo chapado de palo santo con los sostenidos chapados de hueso tal como era el antiguo, por algunas teclas conservadas.

            Se reconstruyó la caja de “Eco”, su mecanismo de expresión, mecanismo de registro y conductos de alimentación de aire.

            Se restauró un fuelle de cuña original y se instaló con un ventilador eléctrico.

  

            Toda la tubería de metal, se fabricó nueva en el taller siguiendo los datos recopilados durante la fase de estudio del instrumento. Este proceso totalmente artesanal se hizo siguiendo los métodos tradicionales desde la fundición de las láminas de plomo y estaño, el cepillado y calibrado a mano de éstas y fabricación de los 920 tubos del órgano. Se añadieron pequeñas cantidades de cobre, bismuto y antimonio al metal de las láminas para imitar las aleaciones antiguas y así tener tubos más resistentes al paso del tiempo.

            Tras montar el conjunto del instrumento con todos sus mecanismos, secreto, tablones etc., toda la tubería fue armonizada y afinada utilizando los mismos métodos y técnicas que en la época de su fabricación; cortando los tubos “al tono”, sin dientes en las almas y con los pies abiertos. Ésta técnica permite tener un sonido amplio, sonoro, abultado y maleable para el organista y la afinación mesotónica le da el carácter típico de estos instrumentos.

  

            Han sido necesarias un total de 3400 horas de trabajo, repartidas entre un equipo de diez personas, para llevar a cabo ésta restauración.

            Poco más de 70 años después de quedar mudo, éste magnífico ejemplar del saber hacer de nuestros antepasados vuelve a sonar.

  

            Con este magnifico ejemplar del “saber-hacer” de los artesanos del pasado se ha puesto de nuevo en marcha un personaje con voz propia, cargado de la memoria de su pueblo. Cantará con el pueblo durante las liturgias y celebraciones, acompañando a la gente, tanto en los momentos felices como en los dolorosos, y convertirá el soplo en música y la música en canto y alabanza al Señor.

 

            RESTAURACIÓN DE LA POLICROMÍA:

            La restauración de la caja de este órgano ha consistido en devolver a la obra la unidad potencial recuperando el proyecto inicial barroco. El proceso se ha efectuado en diferentes fases, comenzando por una primera limpieza superficial mediante brochas de pelo suave y una limpieza más intensa alternando medios mecánicos con medios químicos.

  

             Tras la limpieza, se continuó con las reintegraciones de volumen mediante injertos de madera natural y resinas epoxídicas. Sobre estas reintegraciones se aplicaron capas de preparación para nivelarlas al original. Este proceso de estucado se repitió además en todas las lagunas de policromía que presentaba la obra.

  

            Después de este proceso se realizaron las reintegraciones cromáticas en la policromía mediante técnicas reversibles y discernibles del original.

            En lo referente a los relieves de hojas y flores se pretendió retomar a la imagen barroca, que el paso del tiempo había deteriorado, realizando sobre dichos relieves un proceso tradicional de dorado al agua imitando así la imagen que nos daba la obra en dicha etapa barroca.

Para finalizar el proceso de restauración se aplicó una capa de protección tanto a las policromías como a los relieves dorados así como al interior de la pieza con el fin de preservar el órgano.

Las restauradoras de la policromía han sido Dª Caridad Nieto Diaz, de raíces villahermoseñas, y Dª Ana López Fernández.

En este informe técnico se relaciona tanto las características técnicas del Órgano como su estado de conservación antes de la restauración.

 

      Este órgano se terminó de restaurar y fue bendecido por D. Antonio algora, obispo el 4-9-2009.  Con un coste de 154.000€ financiados por la Fundación Cultura y Deporte de Castilla La Mancha cuyos fondos procedían de la Caja Castilla La Mancha por deseo del presidente regional D. José María Barreda Fontes. Y gracias al Ayuntamiento de Villahermosa por su eficaz e imprescindible mediación y concretamente, gracias al Sr. Alcalde, Isidro Villamayor Fernández por su trabajado decisivo y tenaz para lograr esta propuesta de la parroquia. (más información del acto de Bandición)

Calendario
«October»
MoTuWeThFrSaSu
2526272829301
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
303112345
Enlaces Enlaces externos
atrás arriba