Secciones Skip Navigation Links
Liturgia
Normas y cuadrante de lectores en las Eucaristías

1.-La participación activa de los seglares en la Eucaristía fue recuperada en el Concilio Vaticano II. El ministerio del lector no tiene por qué ser sustituido o anulado por el presbítero. Viendo la cantidad considerable de personas que normalmente participan leyendo en la Eucaristía parroquial es conveniente y positivo el que cada día asuman el servicio de lectores todas las personas que estén debidamente dispuestas.

   2.- Este cuadrante es un signo más de los muchos y variados servicios que se desempeñan en nuestra comunidad parroquial. Pretende ser un instrumento para seguir creciendo en la corresponsabilidad eclesial, también en la participación seglar de la Eucaristía.
 
   3.-Distribución: Días laborables: lector 1º, lectura y salmo; lector 2º, preces (si son tres lectores, cada uno, una intervención). El día que no haya Eucaristía, hay Celebración de la Palabra con Comunión, es decir, también hay lectores.
     Días festivos y vísperas: lector 1º, primera lectura y salmo; lector 2º, segunda lectura y preces (si hay 3º, las preces)
 
   4.-El cuadrante está confeccionado con el previo consentimiento y compromiso de todos los nombrados, cada uno según sus posibilidades. Es buena costumbre pasar antes a la sacristía para repasar los textos y, mejor aun, leerlos y meditarlos antes en casa.
 
   5.- El cuadrante es para todo el año, pero se entiende que en alguna ocasión se altere como por ejemplo Semana Santa y Navidad
 
   6.-Si algún día se falta a la cita, el orden de actuación será el siguiente: 1º, avisar a mi compañero/a para asegurarme que él acudirá y hará el servicio entero. De no poder asistir ninguno de los asignados se llamará a Mari Martínez (926375115) quien hará el servicio de buscar suplente.
 
   7.-Consejo práctico para los despistados: señala los días que te toca en tu calendario habitual. Cada mes tiene cinco líneas horizontales, semanas, aunque no sean enteras.  
 
CONSEJOS FUNDAMENTALES
PARA UNA BUENA LECTURA LITÚRGICA
 
1.-Al subir al presbiterio y al bajar, se puede hacer reverencia al Altar, ¡nunca al sacerdote! ¡Decoro al vestir….!
2.- Antes de empezar la lectura, coloque el micrófono a la altura de su boca.
3.- Al empezar, NO debe leerse lo que está en rojo (por ejemplo: no debe decirse "Primera lectura"). Lea con entonación el título de la lectura mire a los asistentes y espere unos segundos antes de continuar.
4.- Al leer, tenga en cuenta que lo más importante es no precipitarse. La mayoría de lectores corren demasiado. No se trata de terminar lo antes posible, sino de que los asistentes puedan seguir y enterarse de lo que se lee.
5.-Por eso, es necesario hacer caso de las señales de tráfico de la lectura: las comas y los puntos.
6.-Conviene pasar antes a la sacristía, releer las lecturas en el mismo leccionario y fijarse en el sentido...
7.-Al terminar la lectura, espere unos tres segundos y diga mirando a los asistentes y con cierta solemnidad (¡es una aclamación!): PALABRA DE DIOS. Y espere la respuesta antes de irse, sin prisas.
8.-Si se lee el salmo, el lector ha de repetir la antífona con la asamblea, se suele olvidar.
Documentos adjuntos
Cuadrante Mensual lectores 2010-2011. Y normas
Calendario
«August»
MoTuWeThFrSaSu
31123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031123
45678910
Enlaces Enlaces externos
atrás arriba