Secciones Skip Navigation Links
Villahermoseñ@s
Consagrados de Villahermosa. Carmen Díaz Gallego
publicado el Tuesday, September 6, 2011

Ahora le toca el turno a esta religiosa consagrada, natural de Villahermosa y apostólica del Corazón de Jesús

Nace en Villahermosa el 9 de abril de 1949. Bautizada el 13 de abril. Sus padres son: Tomás Díaz Lomas y Francisca Gallego Ortiz. Abuelos paternos: Alberto Díaz Martínez y Consuelo Lomas García. Abuelos maternos: Juan Pedro Gallego Moya y Antonia Ortiz López. Toma la Primera Comunión el 23 de mayo de 1957. Confirmada el 7 de diciembre de 1960. Hija tercera de cuatro hermanas. Sus cinco primeros años los vive en casa de su abuela paterna.

Tras conocer a las Religiosas Damas Apostólicas del C. de J. que viene a Villahermosa en la Semana Santa del año 1970, se incorpora a su noviciado el 1 de octubre de 1971 en Madrid.

 Hace los primeros votos temporales el 31 de mayo de 1974, en el Cincuentenario de la Fundación de la Congregación. Durante el noviciado estudia lo propio de la Vida Religiosa, algo de Teología, Psicología y cursa Magisterio.

Hace el juniorado hasta el año 1977 en Cáceres; allí estuvo al servicio de la residencia de jóvenes universitarias, hasta el año 1979 que regresa de nuevo a Madrid.

 El día del Sagrado Corazón de Jesús, el 10 de junio de 1983, hace los votos perpetuos ante el obispo auxiliar de Madrid, Alberto Iniesta en la parroquia de San Ramón Nonato en el barrio de Vallecas.

Sus destinos posteriores han sido: En el año 1995 es destinada a Bolivia donde solo puede estar un mes por no adaptarse al Altiplano y regresa a España. Desde entonces hasta hoy está en Madrid, donde ha desarrollado su misión siempre en el campo educativo; varios años en la escuela Privada hasta el año 1984, y ese mismo año pasa a la escuela Pública que es donde actualmente está.



 

Ella nos detalla más su biografía:

Soy la hija tercera de cuatro hermanas. Mis cinco primeros años los viví en casa de mi abuela paterna llamada: CONSUELO LOMAS GARCÍA. La familia estaba formada por ocho personas: mis padres, sus cuatro hijas, mi abuela y una sobrina de mi abuela llamada ANA RODRÍGUEZ DÍAZ, que vivió desde su niñez con ella.

            Mi infancia quedó marcada de un modo muy especial por la presencia permanente de mi abuela, por su generosidad y el cariño que tenía con todas las personas, y por toda la ternura y el cuidado que nos dedicaba… Puedo decir con satisfacción que los grandes valores que se vivían en mi familia eran: la responsabilidad, la justicia, el respeto, la honradez, la verdad, eran personas muy trabajadoras, con una fe regia que veía y me impregnaba desde el testimonio y compromiso de los adultos. Desde muy pequeña me inculcaron con su ejemplo el amor, la devoción y la alegría de disfrutar al máximo la fiesta de nuestra Patrona la Virgen de la Carrasca, compartiendo en el Santuario lo que se tenía; era como una gran familia, donde todo era de todos.

            El ejemplo de mis padres, mi abuela, mi tía Ana, y el amor tan grande que de ellos recibía, pienso que fue el origen de mi vocación. Amar como ellos lo hacían, era dar un gran sentido a mi vida que hizo de mi persona una buscadora incansable…

            De los años que recuerdo cuando era pequeña, destacaría que era una niña inquieta, viva, decidida, inconformista, rebelde, arriesgada… ¡Debí dar mucho trabajo a mis mayores! Quiero comentar de manera especial, lo importante que fue para mí la preparación de mi Primera Comunión. Mi catequista se llamaba ANTONIA RUIZ GARCÍA, era algo mayor, pero ¡qué mujer de Dios!, ¡qué enamorada y convencida estaba de lo que nos decía!, ¡con cuánta ternura y delicadeza nos explicaba el contenido del evangelio! Recuerdo que yo no parpadeaba para escucharla bien y acoger con sumo gusto lo que nos enseñaba de la vida de Jesús.

            La adolescencia fue una etapa de mi vida que bien la puedo llamar de “incertidumbre”. La búsqueda en mi interior iba por un camino y lo que me llegaba de la sociedad iba por otro... Desde los seis años, en mi fuero más interno, he querido seguir a Jesús… Ya desde la escuela, y cuando cada año, en ella, nos visitaban unos misioneros… me decía: Yo también quiero ser misionera… Pero ¿por dónde empezar? Leer la Biblia me encantaba, y conocer la vida de Jesús por medio de las parábolas daban sentido al modo de vida que yo quería para mí.

              De joven me ha gustado alternar, bailar, cantar, participar en las fiestas, colaborar en la catequesis, en el club parroquial de jóvenes que se organizó en Villahermosa, ir a las excursiones, a guateques con los amigos… Sí, quería ser religiosa, pero de modo sencillo, natural y discreto…

             En Semana Santa del año 70, fueron a Villahermosa unas religiosas para dar una misión de

evangelización sobre la cuaresma… y al verlas vestidas de seglar, sencillas, con decisión, entregadas… me dije: el estilo de Vida Religiosa de estas personas es justo lo que yo busco… Hablé con una de ellas…, me puso en contacto con la Congregación y… el 1-10-1.971 llegué a Madrid y me incorporé en el noviciado de LAS DAMAS APÓSTOLICAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS.

             Mis primeros votos temporales los hice el 31-5-1.974 fecha en la que se celebraba el Cincuentenario de la Fundación de la Congregación. Fue un día muy profundo para mí. Lo recuerdo con verdadera gratitud. Por la presencia de mis padres, mis hermanas y toda la familia reunida, junto con religiosas, sacerdotes, amigos y tanta gente que ya para entonces estaban muy dentro de mi corazón. El Carisma de la Congregación llenaba plenamente mi vida. La confianza infinita en Dios, servir y amar a los niños y a los pobres, era y es el Centro Vital de mi vocación.

             Enseguida de entrar en el Noviciado, tuve que estudiar, tanto lo propio de la Vida Religiosa, como clases de Teología, Psicología y Magisterio… Esta etapa especial de formación me ayudó mucho a conocerme más por dentro. El estudiar y trabajar a la vez fue una experiencia fuerte en mi vida; pero la agradeceré siempre por toda la riqueza que me ha dado de comprensión, entusiasmo, disponibilidad, sentido de la responsabilidad, y servicio abierto a las necesidades de cada momento…

             El día del Sagrado Corazón de Jesús, el 10 de junio de 1.983, hice los votos perpetuos con Alberto Iniesta y otros sacerdotes conocidos, en la Parroquia de San Ramón Nonato en el barrio de Vallecas. Este día es otra fecha a destacar por los dones recibidos en lo que siempre había soñado, por las personas de bien que se han cruzado en mi camino y por tanto como me han regalado con su acogida, respeto, cariño, confianza…

             Los destinos que he tenido en la Congregación han sido: al principio en Madrid, donde estudié los primeros años de Formación hasta los votos Temporales, y luego cursé el periodo que le llamamos Juniorado, hasta el año 1.977 que fui destinada a Cáceres; allí estuve al servicio de la Residencia de jóvenes Universitarias, hasta el año 1.979 que regresé de nuevo a Madrid… En el año 1.995 fui destinada a Bolivia; solo pude estar un mes, porque para vivir en el Altiplano hace falta una naturaleza más fuerte que la mía y… tuve que regresar de nuevo para España… Desde entonces hasta hoy estoy en Madrid, y la misión que he tenido casi desde de mi entrada en la Congregación ha sido y continúa siendo el campo educativo; varios años estuve en la escuela Privada hasta el año 1.984, y ese mismo año pasé a la escuela Pública que es donde actualmente estoy.

             Mis mejores Maestros han sido y continúan siendo los niños, la gente sencilla y las personas buenas. Hoy quiero darle GRACIAS, MIL GRACIAS a DIOS por todo lo que llevo vivido. Uno de los lemas que tengo desde hace muchos años es: “Cuando la vida no me sonríe, le sonrío yo”. Esta forma de enfocar los acontecimientos y las experiencias, me han ayudado bastante… El sueño inicial de mi juventud, se ha desarrollado y multiplicado mucho más que al 100%. He tenido que pasar por túneles muy oscuros y dificultades serias; pero cada una de ellas me ha

fortalecido y siempre he sentido la fuerza del Espíritu para luchar en el camino, he intentado actuar en consecuencia dependiendo de las circunstancias que se presentaran.

             Este es el resumen muy abreviado, en parte, de la historia de mi vida, y algunas de mis experiencias más significativas a lo largo de todos estos años, que han ido moldeando mi corazón, el carácter y mi persona hasta el día de hoy.   Madrid 21-6-2.011  Fdo.: Carmen Díaz Gallego

Más personajes célebres
Calendario
«June»
MoTuWeThFrSaSu
28293031123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829301
2345678
Enlaces Enlaces externos
atrás arriba